Cargando...
Mostrando entradas con la etiqueta Interviews. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Interviews. Mostrar todas las entradas

En mayo de 2014,  Kepa Acero visitó Palma de Mallorca durante la expo SurfCity que co-organizamos con Agua de Surf y MentePensante . Hoy ...
En mayo de 2014, Kepa Acero visitó Palma de Mallorca durante la expo SurfCity que co-organizamos con Agua de Surf y MentePensante. Hoy sale a la luz la entrevista a Kepa que Marc Conca realizó en uno de nuestros entornos mediterráneos por excelencia: un mar turquesa, una playa de rocas y ni una ola. Con todos ustedes, Kepa Acero...


Laura Moreno  (argentina residente en Getxo, Bizkaia) de la web Mar de Sueños tuvo la idea de hacerme una entrevista (clic para verla compl...
Laura Moreno (argentina residente en Getxo, Bizkaia) de la web Mar de Sueños tuvo la idea de hacerme una entrevista (clic para verla completa) para su web, hablando sobre Uno de los Nuestros, escritura, arte y surf. ¡Fue un placer, Laura! Muchas gracias por interesarte por el blog.



Un resumen 2013 a través de las ideas de los protagonistas de nuestra sección preferida del blog: las entrevistas . Cóco Fernánde z &...
Un resumen 2013 a través de las ideas de los protagonistas de nuestra sección preferida del blog: las entrevistas.


Cóco Fernández
"Es obvio que se ha masificado. Pero postureo había y sigue habiendo. Creo que hay de todo, cuando estás en el agua ves que hay gente que pese a llevar mucho tiempo haciendo surf, no ha llegado a captar la filosofía que envuelve a este deporte (quizás se preocupan demasiado por su estética...). Sin embargo debido al boom del surf actual, gente que hasta hace dos años no sabía lo que era un neopreno encuentran en éste deporte un estilo de vida que los define reflejando perfectamente la verdadera esencia del surf"
Guille A. Pando
"Me pasé todo el invierno sin entrar a surfear. Bueno...de hecho, estuve mucho más tiempo sin pisar la playa hasta hace poco. Volví a mi playa de siempre y, como si el tiempo no hubiera pasado, me encontré un abrazo, un apretón de manos, unas olas compartidas y una charla después del surfing. Ese tipo de cosas pequeñas que para mi significan surf y que merecen ser incluidas en cualquier reportaje fotógrafico sobre esto"
Ikki Fujiwara
"Si tuviera la oportunidad me encantaría visitar Europa para un surf trip. De todos modos, creo que somos a la vez diferentes y muy parecidos. Es una cuestión difícil… Creo que incluso nuestra vision de la vida es distinta. Si ya somos diferentes culturalmente, ¡cómo no vamos a serlo como surfistas!"
Kim Francis
"Sin agua no hay motivación, sin surf, no hay inspiración"
Rubén S. Surfimento
"Surfimento es un juego de palabras que surge del surf y del sufrimiento. Porque sufrir, en Barcelona, sufrimos mucho. Por saber cuándo habrá olas, por consultar cada día la maldita previsión, si hay olas sufres por pensar si llegarás a tiempo antes de que empiece a bajar..."
Víctor Bensusan
"Alguien que se pierda un buen baño por pintar un cuadro, hacer una entrada en un blog o actualizar el Facebook de su web, no es un artista, es un posturas"
Leyre putoSurf
"No he pretendido nunca ser rebelde, ni hacerme un nombre ni contar groupies, sólo tener mi reducto y poder expresar mi sonrisa, mi enfado, mi perplejidad, mi amor por el café sin que nadie me dijera: “La payasa ésa de la tercera fila, sí, tú, no mires a tu compañero, a la puta calle ya con tus gracias, estas baneada, las tías no hablan así ni se meten con nadie, feminista de mierda, te vas a reír de...” ya sabes estas cosas cómo son. Chica, borde y ¿vasca?, al rincón"
Willy Uribe
"(El surf) Tiene varios significados, uno básico es el del silencio (como burbuja aislante y aunque sea tan solo por un par de horas). Uno de mis escenarios preferidos para el surf es el que proporciona un pico solitario un día de olas pequeñas con cielo encapotado y poco viento. En esos momentos puedes escuchar el silencio, incluso respirarlo. Pero eso cada año que pasa viene siendo más complicado"
Jesús Busto
"Conocer la historia creo que es fundamental para entender quiénes somos. Nuestro día a día de hoy, los grandes hechos que marcan la actualidad, suelen tener una explicación histórica o sociológica. En general creo que no siempre se tiene el debido respeto, ni conocimiento, sobre esa historia. Conocer lo pasado, es fundamental para entender el presente y definir el futuro"
Legi Alonso
"Es que realmente esa es mi visión del surf y el contacto que he tenido con él a lo largo de estos años. Es algo sacrificado e incluso, a veces, ingrato: pasas frío, te cambias lloviendo, las olas cierran, el viento se jode y encima te lesionas… Nada que ver con ese pastiche postalero y ñoño que de tanto inculcárnoslo nos lo hemos acabado creyendo a pesar de no corresponderse con la realidad"

Roberto Flores (en primer término) con Borja Ibarra, invitado especial del programa de hoy Como ya ocurrió este verano , Roberto Flores ...
Roberto Flores (en primer término) con Borja Ibarra, invitado especial del programa de hoy
Como ya ocurrió este verano, Roberto Flores de Hemisferio Surf Radio me ha invitado a participar en su programa semanal. En esta ocasión para comentar el nuevo fenómeno meteorológico que nos trae a todos locos por aquí: el #Medicantábrico. Este nuevo Mediterráneo, desconocido hasta la fecha, que lleva ya 3 semanas seguidas de olas y va para la cuarta (a partir del min. 36). ¡Siempre un placer estar con los cherokees cantábricos de Hemisferio Surf!

Hay muchas maneras de entender el surf. Seguramente, una por cada surfista. Para mí significa un paréntesis liberador, una experiencia más a...
Hay muchas maneras de entender el surf. Seguramente, una por cada surfista. Para mí significa un paréntesis liberador, una experiencia más allá del deporte en sí y un compromiso conmigo mismo, con la costa y el mar. Cuando descubrí el trabajo de Jesús Busto en Desde la Croa, me sentí inmediatamente identificado. Aquello se ajustaba perfectamente a mi manera de ver el surf. Magníficos textos, edición cuidada y unas fotos que destilan belleza, sensibilidad y respeto por un lugar, sus olas y sus gentes. Pensé: este tipo es uno de los nuestros; vaya que sí lo es. Con ustedes, Jesús Busto...

Jesús sacando fotos con su inseparable perra. F. Eloy Taboada

¿Quién es Jesús Busto y desde cuándo tienes una relación (íntima) con el surf?
Es difícil presentarse a uno mismo. Me siento más cómodo si son otros los que lo hacen. Pero ya que lo preguntas, me considero una persona normal, que básicamente intenta ser, en sus decisiones y actos, fiel a sus ideas y principios.

Más que con el surf, mi relación “íntima” es con el mar y la playa, ya que es en estos lugares en donde realmente me encuentro a gusto conmigo mismo. Esa sensación me imagino que ha sido algo que ha ido surgiendo con los años, aunque puede que ahora, al ser realmente consciente de ello, sea cuando más lo disfrute.

El primer contacto que tuve contigo y con tu trabajo fue en el blog Desde la Croa. ¿Qué es A Croa y qué significa para ti la costa donde se construyó?


Si buscas en un diccionario el significado de la palabra “croa”, encontrarás que con ella se nombra a la parte más elevada de un castro. Un “castro” es el nombre que se le da a los poblados fortificados prerromanos que existían en Galicia. Me imagino que al igual en otros regiones, aquí existen muchos lugares cuya toponimia toma nombres de este pasado, y en Doniños, donde vivo, uno de esos lugares es la ”Croa”.

¿Y por qué la “Croa”? Mi “Croa” (existe realmente un lugar que se llama así) se encuentra situada en un alto desde el cual se divisa toda la playa de Doniños. Para ir a la playa solemos caminar por una de sus laderas, y desde allí, es desde donde tenemos la primera visión de las olas.

Al darle ese nombre al blog pretendía relacionar dos de los temas que quería tratar en él: la historia, y a través de esa identificación de Doniños con la “Croa”, todo lo que este lugar supone para mí, y para mis amigos.

¿Y qué significa éste lugar para mí? Pues es el sitio al que siento pertenecer, y en dónde he disfrutado de los mejores momentos de mi vida, rodeado de amigos y disfrutando del mar y las olas.

Dicen que el clima marca el carácter y ese es un prejuicio que se tiene hacia los gallegos. ¿Qué opinas tú? ¿Marca el clima también la manera de vivir el surf?
Sin duda nuestro carácter como grupo (después cada uno tiene el suyo propio) viene marcado por el clima, pero no solo por él. En la orografía de Galicia, en la dispersión de su población, en el hecho de estar al Oeste de todo, creo que podemos encontrar las respuestas que explican parte de nuestro modo de ser.

Pero todo ésto no solo marca nuestro carácter, sino también el modo al que nos aproximamos a todas las cosas. En ello tal vez esté la explicación de por qué aún en Galicia quedan muchas olas por conocer, o el por qué aún se pueda disfrutar de olas no masificadas.

Jesús en una ola esmeralda. Foto: Eugenio Prados

En cierto modo, eso también trasluce en tu blog. El estilo de tus fotos, la edición de los vídeos y, en general, la atmósfera que se respira a mí me transmite mucha tranquilidad y amor por el surf. ¿Es lo que pretendes? ¿Qué buscas compartiendo toda esa belleza en Desde la Croa?
Me imagino que lo que se publica en el blog es un reflejo de mi propia personalidad y de mi visión de las cosas. Me considero una persona tranquila de carácter, aunque también es cierto que internamente siento el impulso continuo de estar siempre haciendo cosas.

El lograr transmitir esa tranquilidad sinceramente no es nada buscado, surge así, y no sería yo si lo que mostrase fuese una visión diferente. Lo que se publica en “Desde la croa” son las cosas que me gustan, lo que me motiva, y en lo que suele encontrar algún tipo de satisfacción. Si todo ello lo comparto es porque me gustaría que otros, aunque no los conozca, disfruten como yo de esas cosas.

Y disfrutamos, ¡no lo dudes! Una parte muy importante (y una de las más interesantes) del blog es la referente a la historia. Compartes historias de vida, anécdotas y mucha información sobre los primeros años del surf en Galicia y sus personajes principales. En relación a eso, te hago dos preguntas: ¿por qué dedicas tiempo a la historia? y, desde otro prisma: ¿piensas que ese tiempo pasado fue mejor que el actual?
Conocer la historia creo que es fundamental para entender quiénes somos. Nuestro día a día de hoy, los grandes hechos que marcan la actualidad, suelen tener una explicación histórica o sociológica. En general creo que no siempre se tiene el debido respeto, ni conocimiento, sobre esa historia. Conocer lo pasado, es fundamental para entender el presente y definir el futuro.

No creo que el pasado en general haya sido mejor que el presente. De hecho en términos generales, al menos aquí en occidente, somos unos privilegiados por haber vivido en este tiempo, a pesar de las desigualdades que han pueden seguir existiendo. Pero vivir en paz no lo supera nada.

Jesús en el labio. Foto: http://lapista.org

Al hilo de eso, hoy miramos con cierta nostalgia el surf de los 60-70 y parecemos estar envueltos en una especie de eterno retorno a las raíces. ¿Cuál es tu opinión al respecto: moda o un cambio de mentalidad?
Posiblemente, y dependiendo de cada uno, sea una cuestión de moda o de cambio de mentalidad. En el momento en el que la recuperación de cosas del pasado se hace de modo consciente y meditado, creo que deja de ser una moda y se convierte en realidad en una oportunidad.

Por lo que representa el surf de los 60 y 70 es inevitable es no sentir una cierta nostalgia. ¿Quién no desearía estar en aquel momento, en el que todo aún estaba por descubrir, con playas desiertas y olas solitarias? Pero la realidad es que cuando pensamos en ello no lo hacemos abarcando todas los matices y la realidad de aquella época, llena de dificultades y limitaciones para muchos.

Parte de ese movimiento alternativo que envuelve al surf se manifiesta a través del arte. El arte, como la Historia, forma parte importante también de Desde la Croa y es uno de los temas centrales de Uno de los Nuestros. ¿Qué opinión te merece el arte inspirado por el surf? ¿Es #surfart una etiqueta imprescindible o, por el contrario, limita la percepción del público y la difusión que consiguen las obras?
Es normal que el surf, como actividad que se desarrolla en contacto con la naturaleza, y que supone una especie de desafío entre el hombre y el mar, haya servido de inspiración a muchas personas en campos muy diversos.

Sin embargo tenemos el gusto de etiquetarlo todo, de intentar clasificarlo, y posiblemente con ello, calificándolo como #surfart, estemos limitando su difusión. En cierto modo es como si la etiqueta prevaleciese sobre el contenido.

Cierto, desde luego. Más allá de etiquetas tú, a través de la fotografía, contribuyes a esa explosión de creación artística que lleva consigo el surf. Participaste además en el interesante proyecto personal de Pablo López Hernández “Salitre, material fotosensible”. ¿Cómo fue aquello?, ¿qué te pareció la experiencia?
En mi caso, y aunque lo de creación artística es todo un elogio, realmente no considero que haga nada artístico, simplemente es lo me me sale.

El haber participado en el proyecto de Pablo lo considero una parte más de todo un proceso de aprendizaje. Me gusta colaborar con gente con la que creo me une el modo de afrontar las cosas. Y Pablo no ha sido el primero. Las coreógrafas Matilde Pedreira y Celia López, el también fotógrafo Eloy Taboada, el arqueólogo Juan Luis Montero, …, todos ellos me han dado la oportunidad de unirme a sus proyectos. Y esas colaboraciones me permiten mejorar mi técnica, y en cierto modo, también mi creatividad.


La idea de Pablo era sencilla, pero tenía mucha fuerza y un matiz social que me gustó. No se trataba solo de darle una segunda oportunidad a una serie de fotografías, de gran calidad, que de algún modo no habían encontrado cobijo en otros medios, sino también de acercar su arte, de un modo sencillo, a mucha gente, en una playa, reduciendo en cierta medida el espacio que a veces se crea entre el arte y la gente. Tanto él como yo quedamos muy contentos de la experiencia, y seguro que en un futuro volveremos a hacer algo juntos.

Hablemos ahora del Pantín Classic. ¿Cuál ha sido tu relación con el famoso campeonato y con el Océano Surf Club?
En la actualidad soy el Presidente del Océano Surf Club, y durante dos años, 2006 y 2007, fui el Coordinador de la organización del Pantín Classic. Desde el año 2007 el Océano Surf Club ha dejado de organizar el campeonato, por lo que a día de hoy se puede decir que soy un espectador más.

De primeras o de oídas, seguro que conoces cientos de anécdotas que han ocurrido en el entorno del campeonato. ¿Cuál crees que merecemos saber? No hace falta decir nombres! ;-)
Anécdotas hay muchísimas, aunque la gran mayoría de las que merecen ser contadas las he escuchado y no vivido en primera persona. Muchas de ellas ya están recogidas en el libro editado sobre la historia del campeonato, aunque aún han quedado para próximas ediciones. Creo que las mejores son aquellas que surgían de la relación que se establecía entre los miembros de la organización y los surfistas, y en el choque cultural que de esa relación surgía. Una de las más divertidas la protagonizó Chris Davidson. Chris había estado en algún lugar del Índico semanas antes de llegar a Pantín, y vino a Galicia con una infección en una de sus piernas causada por un corte con el coral. En Pantín la infección fue a peor, por lo que una miembro de la organización lo acompañó hasta el hospital para hacer las veces de traductora. Cuando a los médicos se le relató la causa de la infección, y ante la duda de que el coral fuese un animal o un vegetal, y que de algún modo aquella infección pudiese ser contagiosa, se declaró una alerta sanitaria en la sala de urgencias que duró unos minutos, con el consiguiente caos y miradas de asombro del australiano.

Con las cosas ya calmadas, los médicos recetaron a Chris un potente antibiótico, y le explicaron que tenía que tomarlo tres veces al día, antes de cada comida. Cuando el australiano les explicó que él solo comía una vez al día, los médicos le dieron el alta sin más preguntas.

Jajajaja! Debieron flipar mucho! Seguro que tú también has tenido grandes momentos, en lo bueno y en lo malo. Respecto a eso y de los 25 años que ha alcanzado la prueba en 2013, ¿cuál ha sido para ti el peor y mejor momento que recuerdas?
Los mejores recuerdos sin duda están vinculados con las personas que voluntariamente formamos parte de la organización hasta el año 2007, y sobre todo hacia aquellas personas que en los dos años que estuve al frente, se comprometieron y me apoyaron en muchas situaciones y momentos que fueron complicados.

Y esto lo digo porque mi peor recuerdo es haber sido el coordinador de la organización durante esos dos años. He de reconocer que no fue una labor que me apeteciese asumir, pero lo hice por compromiso personal hacia algunas personas que aprecio. Pero tras dos años me di cuenta que aquello era algo que no tenía que ver conmigo, con mi forma de ser, con el modo en cómo me gusta relacionarme con el surf. Y por eso lo dejé.

El libro sobre los 25 años de historia del Pantín Classic. Foto: Jesús Busto

Hablemos ahora del libro que se publicó con motivo de los 25 años del campeonato y en el que participaste activamente. ¿Cómo surgió la idea? ¿Cómo fue el proceso creativo?
El impulso de publicar el libro sobre la historia del campeonato surgió en realidad en el año 2007, cuando se celebró la 20 edición. De hecho la primera edición del libro recoge esos 20 años. Personalmente había tomado la decisión de no seguir al frente de la organización, y tras hablarlo con los demás miembros del club, se tomó la decisión de que no habría una 21 edición organizada por el Océano Surf Club.

Aunque fue una decisión muy meditada por mi parte, sentía cierta culpabilidad por ello, ya que, de no aparecer un relevo, mi decisión podía suponer el fin de campeonato. El único modo que encontré para compensar aquello fue editar un libro que recogiese esos 20 años de historia, para evitar así que todo lo que se había hecho, y lo que el Pantín Classic suponía entonces para el surf gallego y nacional, no se perdiese. De hecho el libro sirvió para recuperar historias y muchas fotografías que estaban perdidas en archivos de muchos fotógrafos.

En cierto modo aquel libro fue el germen de lo que hoy es “desde la croa”.

¿Cómo ves la escena surfista gallega actualmente?. ¿Piensas que las cosas se están haciendo bien?. ¿En qué ha cambiado el tener a Gony Zubizarreta, un surfista gallego de primer nivel, compitiendo a nivel internacional?
Hecho en falta un mayor sentimiento de comunidad, aunque hay mucha gente que está haciendo cosas realmente interesantes. La Federación Gallega, con sus limitaciones, creo que está haciendo una gran labor. Me preocupa la proliferación desordenada de Escuelas, y que se cultiven algunas rivalidades, sobre todo geográficas, que carecen de sentido y que me parecen una absoluta vuelta atrás.

Gony supone sin duda, sobre todo para los surfistas más jóvenes, un reflejo en el que mirarse , y creo que en cierto modo ha servido para fijar la identidad de muchos “surfistas gallegos”. Por lo demás, y salvo por esa cuestión identataria, que no es poco, creo que pocas cosas han cambiado. No existe un relevo claro a su figura, lo que parece demostrarnos que lo suyo tal vez se haya tratado de algo único, de un afortunado accidente, para nada fruto de un trabajo planificado.

Saliendo de Galicia y del WQS de Pantín, ¿cómo ves el surf Pro, ¿es un tema que te apasiona, lo sigues, conoces las clasificaciones o sin embargo es algo que te es indiferente?
Mi relación con el surf de competición es extraña. He de reconocer que ver un campeonato de surf por lo general me aburre. Sin embargo sí que tengo interés por todo lo demás: los resultados, las clasificaciones, cómo se organiza el circuito, …, ya que tras ello se refleja mucho de lo que ocurre en el mundo del surf en general. Así que me declaro seguidor del circuito, aunque la ASP no tenga las mayores de mis simpatías.

En casi todas las entrevistas de Uno de los Nuestros aparece mucha crítica hacia la industria del surf, las marcas, los estereotipos que tratan de vender… pero no dejan de ser imprescindibles para el desarrollo de nuestro deporte. ¿Qué piensas sobre eso?
No veo porque las marcas de surf han de ser distintas a cualquier otra marca o empresa. ¿Acaso son ellas las valedoras, las propietarias, de lo que el surf significa o representa para la gente?. Lo estereotipos que venden no se separan mucho, por no decir nada, de los que también venden otras marcas. Por eso, para mí, no hay diferencia en cuanto a principios, o obligaciones, que las marcas de surf han de tener sobre otras marcas. Tal vez la culpa haya sido nuestra por habernos identificado tanto con ellas, o por ver en ellas la bandera de lo que significa el surf.

Lo que nos debería realmente preocupar no es que se use la imagen del surf para vender ropa, eso no me parece ilegítimo. Lo que no me parece bien, pero esto lo extendería a todas las marcas, sean o no de surf, es que no se respeten en sus acciones los principios básicos del comercio justo, que en la fabricación de sus productos no se respeten los derechos de los trabajadores, que no se pongan los esfuerzos necesarios para que la producción sea cada vez más sostenible y respetuosa con el medioambiente.

Es ahí donde cada uno, y como compradores críticos, hemos de tomar decisiones responsables sobre lo que compramos y no compramos. Creo que el mercado nos ofrece esas alternativas, y con nuestras decisiones podemos hacer que algunas cosas cambien.

En efecto, quejarnos menos y ejercer nuestro poder como consumidores. Siguiendo con los estereotipos, en una reciente entrada del blog aparecían fotos de viejos rockeros de un spot cualquiera. Los que ya peinamos canas, ¿crees que vemos el surf de un modo diferente? ¿Cómo convive el perro viejo con las nuevas generaciones que machacan cada ola como si fuera la última?
Es inevitable que a medida que pasan los años el modo en cómo percibimos las cosas cambie. Pienso en como era yo hace 20 años, y la realidad es que no me cuesta verme reflejado en los chavales de hoy. Aunque muchas cosas sean diferentes, realmente creo que el modo en el que ellos se aproximan a las cosas es el mismo que con el que nosotros lo hacíamos.

Yo aún no me considero un “perro viejo”, aunque soy consciente de mis limitaciones. De todos modos para mí es muy gratificante el compartir baños con ellos, ya que en cierto modo su motivación, su despreocupación por las cosas, acaba siendo contagiosa. Por lo general suelen ser bastante respetuosos, y eso también se agradece.

Jesús taking off. Foto: Eugenio Prados

Para terminar… ¿cuál es el siguiente atardecer que se verá en la Croa? ¿Qué planes tienes en general y cuál es el futuro del blog?
Pues es difícil de saber, incluso para mí, lo que nos deparará el futuro. Me doy cuenta de que el blog ha sido el vehículo a través del cual me han sucedido en los últimos 5 años muchas cosas, casi todas ellas positivas. Ya sólo por ello, creo que merece la pena continuar, a pesar de que el número de seguidores del blog sea pequeño, y su trascendencia modesta.

Me imagino que todos los que escribimos, publicamos fotos o editamos vídeos, lo hacemos en cierta medida porque nos gusta que sean leídos o vistos por otras personas. Pero entrar en ese juego, en el de las estadísticas, los seguidores, y en cierto modo la tiranía que nos impone la red, no debería ser la línea que siga el blog.

Te agradezco mucho que te hayas avenido a contestar esta entrevista y espero un día sentarme contigo en la Croa para comentar buenos baños de surf y ver las primeras olas del día entrando en Doniños. Un fuerte abrazo.

Ser gamberro es fácil. Lo difícil es serlo con estilo. Ése, resumido y fantaseado, es el perfil de Leyre, el ama de jaulas de putoSurf. Su v...
Ser gamberro es fácil. Lo difícil es serlo con estilo. Ése, resumido y fantaseado, es el perfil de Leyre, el ama de jaulas de putoSurf. Su visión del mundo y, en particular, de nuestro universo de surf deja a las claras que estamos ante una chica que no deja indiferente.



Para que te hagas cargo de la entrevista, la primera sin anestesia: ¿quién es Leyre Putosurf? Dices que es más un personaje que una persona, ¿es así? ¿Por qué el surf es putoSurf?
Después de esta presentación sólo me queda destruir el mito, cosa que no se me suele hacer muy cuesta arriba.

putoSurf es la parte gamberra que tod@s guardamos dentro y de modo particular, Leyre. Ahí afuera todo es muy serio, complicado, lleno de crisis y confrontaciones, lleno de animales abandonados y cafés demasiado cargados que te dan acidez, así que un día eché cinco cucharadas de colacao al asunto y dos de azúcar y pensé que necesitamos algo más de gamberrismo, algo de cachondeo para las masas. putoSurf empezó en la época en que los foros de surf comenzaron a dar paso a los blogs, al autobombo, al ego, a las cámaras estupendísimas y enormes que había que llevar con carretilla a la playa y afotar olas, culos, paquetes, gafas modernas y sonrisas rompedoras. De repente todo dios tenía algo interesante que decir, todo el mundo menos putoSurf. putoSurf no tenía barrels, no tenía chicos guapos ni camarones de marca, ni hang tens ni culos reef ni ganas de ser una mala copia de alguien bueno.

putoSurf tenía ganas de reírse y de tomarse todo a la ligera. Así que, después de que la echaran de varios foros porque la inteligencia y el humor no es un mal muy extendido, decidió que de su blog no la echaba nadie a no ser que a ella misma se le cruzara un día el cable y se autobaneara, con un par de pelotas y mucha bipolaridad.

putoSurf es un personaje, a veces una persona medio coherente a veces un poco con rabo de troll, sin nombre ni apellidos, metiéndose con todo y con todos, también con ella misma, tomándoselo todo a broma. A veces la gente se encontraba con putoSurf y veían a Leyre, que no es borde ni tocapelotas, y le tocaba arreglar el desaguisado, el malentendido. Todo es una broma, nada de sensiblerías ni rostros, un hedonismo histriónico (con esta frase ya podríamos dar por terminada la interviú pero seguire de todos modos, yo soy así) sin más fundamento que sacar el juguillo cachondo a la existencia de la/del surfer.

Queda claro... Decía al principio que eres gamberra con estilo. Matizo: tienes una manera de contar las cosas muy directa, irreverente y divertida. Confieso que disfruté mucho de los primeros años de Putosurf. ¿Cómo te ves ahora? ¿Escribir sigue siendo algo importante para ti?
Después de esta entrevista tendré que hacer una cura de humildad, pero de momento me regodearé en los halagos como un chon.

Escribir sigue siendo lo más importante, además de ponerme la férula de los dientes cada noche. Escribir es lo que soy, a veces poco más, a veces ni eso. Pero una es vaga. Una hay día que ve todas esas teclas brillantes delante del morro y mira para otro lado, hacia la orilla, o hacia mas acá, el paquete de galletas, y se cansa de mamonear y repetir que todos somos ola, ola cachonda, salitre al fin y al cabo. Encender el ordenador debe llevar una dosis inestimable de energía y hay días o épocas en las que una no se siente con ganas porque una mosca interesantísima está pasando en ese mismo momento por delante. Son ya varios años con el blog, luego llegan otras cosas como el facebook o twitter que exigen menos esfuerzo y una que no es esforzada, va veleteando de aquí para allá con la energía del offshore. (Es que me salgo).

Y sí. Escribir me gusta, a veces llego al bar de la esquina, pido un bourbon sin hielo y me dedico a observar la vida pasar entre la mugre del suelo y las esquinas de la pared, contando a todo el que quiera oír mi historia, enciendo un pitillo que amarga la comisura de mi labio inferior y comienza el momento de las confesiones a un txikitero de Bilbao, ya sabes, momento pose Bukowski pero sin putas.

Esa irreverencia que utiliza Leyre Putosurf, el personaje, ¿de dónde viene? ¿Es un modo de rebeldía?
No soy tan romántica. Yo soy rebelde en las urnas. En las ongs, en las asociaciones, en mi modo de pasar los días. No he pretendido nunca ser rebelde, ni hacerme un nombre ni contar groupies, sólo tener mi reducto y poder expresar mi sonrisa, mi enfado, mi perplejidad, mi amor por el café sin que nadie me dijera: “La payasa ésa de la tercera fila, sí, tú, no mires a tu compañero, a la puta calle ya con tus gracias, estas baneada, las tías no hablan así ni se meten con nadie, feminista de mierda, te vas a reír de...” ya sabes estas cosas cómo son. Chica, borde y ¿vasca?, al rincón. Siempre han demostrado más coherencia e indulgencia unas personas que otras, pero entiendo que haya habido gente que no me haya entendido, por un lado porque el humor es para gente inteligente, y por otro, porque a veces yo tampoco he tenido ni puta gracia. Por hache o por be aquí hemos estado.

De todos modos, parece que el tema ha funcionado. Has colaborado con revistas digitales como Natural Surfing y Cutback. ¿Cómo fue la historia?, ¿qué te llevas de esa experiencia?
Hasta ahora la entrevista había molado.

Nos vamos a adentrar en el submundo de los malos gestores de revistas de surf. Bien. También he escrito en revistas impresas. Destapemos el asunto, que emoción prepúber me está entrando así a lo tonto... Creo que podría ponerme en plan politicucho lamebolas y sentenciar sin despeinarme que el problema de base es que las revistas de surf están gestionadas más por surfistas que por empresarios. Y podría detenerme ahí pero no quiero. La parte de Gollum loco de putoSurf me arrea por la rabadilla... hay poca seriedad por resumir con buen talante. Sin dar nombres concretos a no ser que me pagues, la cosa está muy clara. Nadie quiere gastarse un duro, ni en mi caso, que soy una pringada, ni en el caso de fotógrafos profesionales sin ir más lejos que a la esquina.

Hay gente muy maja mezclada con toda una fauna en las revistas, estan los hijos de papá que te piden que les pongas la webcam del skype mientras te aseguran que la conversación es sólo laboral, pero que te invitan a dormir en su casa para hablar de trabajo las 12 horas de la noche, los que te encargan expresamente un artículo y sin leerlo te dicen que no tienen sitio en este número y que se lo coloques a otro, los que parece que todo va bien y pagan regularmente hasta que un día no te devuelven los correos y ya no publican más artículos tuyos, los que te dicen que eres una tía y te dicen que escribas en su revista de tías, los que su trabajo es muy serio y respetable y se ganan el pan con el sudor de sus huevos y a ti te piden que escribas a cambio del enorme placer de escribir gratis para que ellos ganen dinero... que mi blog y mis paranoias siempre han sido gratis, y encantada de colaborar para alguien sin esponsores ni publicidad, pero escribe gratis para que yo gane dinero con tu trabajo... eso es ser del pepé. El hombre y la tierra pero sin voz en off, una fauna, u-na-fau-na.

Bufff... menos mal que ya te ingresé los 40mil pavos que vas a cobrar por esto ;-) Sigamos y  hablemos ahora del surf femenino. Siempre he tenido la sensación que las chicas son tratadas con mucho cariño en el line up. Eso hace que algunas se aprovechen y revienten a saltadas cualquier buen baño. ¿Eres de ésas o, por el contrario, respetas los turnos?
Punto número uno. Debería alimentar el mito diciendo que soy una suerte de Micki Dora con pestañas largas, que reviento baños y salto olas mientras lanzo gapos a diestro y siniestro y hago la señal de la victoria a las cámaras. Y quizá lo haga...

Punto número dos. Que ahora vayamos diciendo que las chicas son las que saltan las olas me parece atrevido, siendo finolis. A mi me han saltado las olas en el 99,9% de los casos tíos, y simplemente por una cuestión de proporción en el agua. No tengo consciencia de haber saltado una ola en mi vida acuática, hay unas normas en el agua y cada cual ya es mayorcito para aprenderlas, que en internet no solo se encuentra porno gratis. (Esta entrevista acaba de recibir un pico de visitas ahora mismo).

Por llevar el carnet de chica recibo diversas reacciones, dependiendo del personaje que tenga de morros, afortunadamente sí que se nota mas respeto, timidez o acojone y menos competitividad, aunque a veces hay un pestazo a testosterona escrotal que tira para atrás en el pico. Se os mira, tío, y parecéis seguratas en una playa privada con el labio superior tembloroso esperando a enseñar el colmillo, como si las olas fueran de alguien, aunque teniendo en cuenta que muchos se preparan concienzudamente para marcar todo el perímetro playero echando meaditas pues eso arroja un poco de luz además de urea sobre todo este asunto. El macho alfa que no lo es en su casa lo es en la playa, gente frustrada. La gente que salta olas, que no respeta, que limita su playa a sus amigos, que esta encabronada y estresada en vez de disfrutar... esa gente debería follar más y joder menos.

Follar más y joder menos, qué gran filosofía de vida. El mundo sería un lugar mejor... Sin embargo, el surf es un deporte que ensalza a sus mitos y que crea estereotipos continuamente. El de la chica surfista (rubia, escultural y en bikini a 12ºC) es uno de los más claros. En una ocasión escribiste: “...no existe ser chica en esto del surf. Se trata sólo de ser surfista y de pillar olas, que, aunque nos apriete el neopreno medio metro más arriba que a los chicos, donde realmente nos aprieta el mar es un poco más adentro, como a ti, en el corazón”. No puedo estar más de acuerdo. Sin embargo, la industria va en la dirección opuesta y alimenta los iconos del tipo Alana Blanchard (una surfista muy competente, por otra parte) ¿Qué piensas sobre eso?
La industria apesta. Siguiente pregunta.

La industria no es tu amiga, es quien te hace comprar y consumir, y estereotipa y estruja todo lo que le puede dar algún beneficio.

¿Cómo me siento como mujer viendo que muchas surfistas que pillan de puta madre se acaban quitando la ropa en actitudes sensuales y vendiendo bikinis? Una cosa está clara, el sexo vende, y en un mundo que es el surf en el que hay un mayor porcentaje de hombres, la industria publicitaria cosifica a la mujer en objeto sexual. Y todo para venderte unas chanclas.

Nosotras también hemos estereotipado al hombre en Hugh Jackman con patillas espesas y si la industria lo vendiera en microtanga para que comprara una cama de agua pensaría exactamente lo mismo Está tremendo, pero no me trates de idiota vendiéndome los calzoncillos del Beckham inflándole el paquete.

Leyre vendiendo bikinis ;-)
Al hilo de lo anterior, supongo que te enteraste de la polémica que saltó tras el vídeo de Roxy para promocionar el campeonato de Biarritz 2013. Leímos opiniones encontradas, incluso algunas muy extremas. ¿Cuál es tu visión de aquello?
Mi visión es realmente muy pequeña. Me refiero a que al menos podía haber pillado una ola ¿no?

Sin entrar en el tema sexismo es que es muy estúpido hacer un trailer de un campeonato sin que salga una ola. Mi no comprende. Lo malo es cuando las compañías nos quieren tratar como a idiotas y sólo consiguen demostrar que lo son. O sea, así repasando. El vídeo va de una tía buena en bragas en la cama se despereza y tal se da una ducha y con unos shorties monísimos y una melena preciosa se va con el coche.

Al final resulta que es que está en la playa en pleno plato y saca la tabla y entra.

Yo pensaría que es un anuncio de gel de ducha, aunque pensándolo bien, si analizamos las variantes: tía buena con melenón se desnuda y se contonea..., ¡coño! podría ser un anuncio de CUALQUIER COSA. Cerveza, depilatorios, champú, Dermitek, Ausonia, Ikea, prevención de cáncer de mama, seguro de hogar, BBK, Nescafé, Trivago... y por encima de todo, de KH-7!!!!

Decía más arriba que pienso que os tratamos con cariño en el line up, pero ¿sientes eso tú también o por el contrario sufres la competencia igual que nosotros?
Bueno, una cosa es que te sonrían y otra que te dejen alguna ola.

Lo dicho, depende de la playa, del día de la semana y según parece por algún solventado, de la posición de la luna, así que esto es taaaan relativo... De todas maneras si veo una manada de surfers hambrientos en plena cacería cojo mis instrumentos y me voy a otro pico o a otra playa donde pueda disfrutar sin el olor metálico de la sangre y del celo. No disfruto con la tensión en un pico donde no hay amigos y todo el mundo se mira sospechando con los ojos achinados ¡ay por dios qué agonía! a veces parece que la competitividad saca lo peor de algunas personas y es tan ajeno a mí que me parece muy porculero.

Amén. Otro tema: los intrumentos, es decir, la tablas. Tienes experiencia shapeando puesto que surfeaste (¿aún lo haces?) una tabla construida por ti misma. ¿Qué tal fue? ¿Realmente cualquiera puede hacerse una tabla que funcione?
No, y lo mío es un don, no lo intentéis en casa.

La tabla es mágica y sí, sigo surfeándola, no hay nada más triste que una tabla de adorno en el salón, es como tener un panteón en casa, cualquier día a alguien se le ocurrirá incinerar sus tablas y echar las cenizas al mar o dejarlas en una urna en su casa, intimidando a las visitas.

Cualquiera no puede hacerse una tabla que funcione, lo dicho, hay que saber soñar, tener imaginación, arriesgarse y leer mucho, pero siempre es una opción a las tablas chinas o a gastarse la pasta en ropa o en salir demasiado. Y siempre está bien contar con alguien que te ayude y asesore, así no estarás tirando la pasta ni contaminando el ambiente con poliestireno que, perdona que te diga, es súpercontaminante.

En Putosurf y en algunas otras cosas de las que escribes, incluso en la tabla que te hiciste, hay mucho de los años 70. ¿Es esa para ti la edad dorada del surfing? O, mejor dicho, ¿la edad dorada a secas?
Yo nací en esa época, así que está claro que es la mejor.

Será la edad dorada en California o en París pero nene, aquí estábamos en plena dictadura franquista (como ahora pero sin votar) y si no hay libertad para pensar o hablar no puede ser una época buena.

Si me dices qué prefiero, si al Slater o a media ola de Morning of the Earth y quéquieresquetediga. El Slater me gusta en taparrabos y surfea bien tabla corta, mesa camilla y flotador, y en su estilo es tremendo, pero su estilo no es el mío.

O que nos pongamos a pensar en John Fogerty o Jimmy Page y ya, pues qué quieres que te diga, me los comparas con el Pablo Alborán y… me retrotransporto sin pensármelo ni media.

Así que supongo que tengo esa especie de nostalgia por esa época, quizá todo el mundo tenga algo de quéséyo por el tiempo pasado, que tiene un filtro mágico y de verano eterno, aunque no se la echa tanto de menos con el instagram. Tod@s podemos ser retro ahora.

¿Qué opinas del surf pro? ¿Sigues los webcast de la ASP religiosamente, incluso a horas intempestivas, o le das la espalda a la competición?
No te voy a mentir ni siquiera por quedar bien, siempre me han aburrido los campeonatos. Pero mortalmente. De hecho, me aburre mucho ver a cualquiera surfear, a no ser que sea con tablón o una single que ahí ya lo llego a disfrutar, algo sobre lo que andar, pero ver a alguien dar tablazos contra el labio, marearse a reentrys y ponerlo todo perdido de espuma se me hace como una mala peli de Woody Allen, un sinsentido, ni aunque sea tu enamorado y le miras con ojos de pichón, “me haces fotos” –te dice “ya, ya, sí sí tú dale que no hay nada más para mí en el mundo que tú surfeando y yo en la orilla...” “no me estabas mirando” –te hace notar “¿Cómo que no? … -finges estar ofendida –lo que pasa es que me has pillado en las cientocuarenta páginas más interesantes de este libro y me he traspuesto” Pues no, no soy yo de palo contemplativo. “Me has visto ésa?” –insiste con valentía “Sú sú” (es un sí con la boca pequeña).

Pero no me pasa sólo con el surf, siempre he sido más de hacer deporte que de verlo, aunque hay gente a quienes da gusto mirar. Y luego hay gente a quienes da gusto ver surfear también.

Hablando de competición, ¿no te parece injusto que en algunas citas de la ASP se reserven las mejores condiciones a los chicos y se dejen las chustas para las chicas?
Qué va, me parece de puta madre. ¿Y qué te parece a ti, Pedro, que a los que se llaman Pedro los apaleen con una toalla mojada y a los que se llaman Sergio les pongan un mono abanicándoles las orejas?

En algunas citas de la ASP dice... me pregunto cuándo no es así en cualquier competición. Injusto es un eufemismo. Pfff... ¿qué quieres que te diga? yo pediría una hoja de reclamaciones, pero como estoy fuera del circuito tienen que ser las chicas las que digan algo y exijan un trato igualitario, no voy a ir yo por ellas cuando no entro en una manga ni por despiste. Si creemos que hay una injusticia somos las afectadas quienes tenemos que cambiarlo, no van a venir a dárnoslo hecho.

También me parece mal que en los campeonatos pongan las mejores condiciones a los pros. Pero qué te voy a decir, ésa es una de las cosas por la que paso de campeonatos.

Y luego está la opción personal de boicotear a las firmas, que es lo que hago yo con “Coral” hasta que no deje de sacar culos de tías sin ton ni son para vender ropa. Es como si yo sacara a tíos en rabo para que vuestras novias o los amigos gays me compren una camiseta de putoSurf.

De todas maneras es que Roxy es la quintaesencia de la aguantatoallas, y me refiero con esto a la imagen de la novia que va de arriba abajo de marca para no hacer nada, que hace tiempo me metí con esa idea estereotipada de la aguantatoallas y alguna gente quiso tirárseme al cuello porque no entendían la ironía, y luego hubo gente que se me quería tirar, irónicamente por el mismo artículo.

Tienes razón. Sin embargo estas marcas son la base del surf pro femenino y a mí me parece que hoy día es de un nivel increíble y que algunas chicas podrían medirse con los chicos. ¿Ves factible un ranking único?
No he entendido bien la pregunta, ¿querías decir que algunas chicas podrían medirse con algunos chicos? ¿o que las chicas podrían medirse con los chicos?

Yo siempre he pensado dos cosas. Bueno, alguna más de vez en cuando. En este tema para mí hay una persona que hace surf, se llama surfista. Sea chica o chico sigue siendo surfista, por eso no uso surfero o surfera, es una manera de diferenciar. Hay surfistas que le dan mil vueltas a otros surfistas, sean chicas o chicos. A mí, por ejemplo, me dan cien vueltas todos.

Luego está esa obsesión de los países capitalistas por hacer rankings. Esta persona es mejor que ésa. Tú eres menos que yo, pero ésta es la mejor de todas. Mejor surfista puede ser quien mejor surfea o quien mejor se lo pasa en el agua. Allá cada uno. Para mí lo mejor que no haya rankings, y si tiene que haberlos, que haya uno que incluya a ambos sexos. Pero como tantas cosas en esta vida tendré que joderme porque parece que la mayoría del resto del mundo opina exactamente lo contrario a mí. Y es mucha gente junta como para molestarme en cambiarlo, luego me canso y no hay dios que reme.

Hablemos de arte. El surf, como buena subcultura, alimenta una cantidad ingente de manifestaciones artísticas: literatura, fotografía, pintura, música… Internet nos trae surf art talentoso desde los puntos más remotos del planeta. ¿Es un moda que pasará o crees que ya es un camino sin retorno?
Joder espero que dure! para una cosa buena que trae la masificación del surf, que es el arte, que dure. Nos tenemos que tragar la publicidad, el sexismo, el consumo dirigido, las modas, al fin y al cabo es todo dinero que repercute en las grandes marcas, en nadie más. Al menos la cultura y el arte revierten en tod@s, todos podemos participar de ello y disfrutarlo, es lo tercero mejor del surf, después de practicarlo (1) y de mí (2).

Y eso de que venga de puntos remotos del planeta está muy bien, la descentralización y heterogeneización del/de la surfista tipo es beneficioso desde cualquier p… perdón, que sí, sí, que mola.

Hablando de modas y cosas que acaban degenerando, este año el Festival de Longboard de Salinas ha sido polémico. Los que buscaban surf y baños entre amigos encontraron mucho festival y poco longboard. ¿Cuál es tu opinión? ¿Crees que todas las buenas ideas acaban machadas por el uso que se hace de ellas?
No necesariamente. Yo tengo más de treinta años y cada día mejoro, se trata de qué se hace con la materia prima. Es como una tabla. Si la cuidas y la reparas, le pones funda y no le das golpes con el ascensor te dura mucho tiempo perfecta, pero como la trates mal no te dura dos días.

Yo creo que Salinas no se ha tratado con cariño pero no este año sino ya hace unos cuantos, yo hace dos que no voy por allí porque ya se veía venir cada año pasaba algo que me gustaba menos y he dejado de ir porque me da una pereza horrenda ir hasta allí para encontrarme con cosas que no necesito vivir. En el caso de Salinas parece que se haya pensado más en lo multitudinario y en el beneficio económico que dan las marcas en detrimento de las personas. En traer estrellas en vez de dejar que la gente hable entre ellos mientras surfea, en que coincidan con conciertos que traen a público que no tiene nada que ver y que entiende el deporte como el levantamiento de botellín o partirle la cara a alguien o cagarles en el coche.


Cuando el festival era de unas cien personas y no había carpas ni música todo el día, ni consumo y publicidad, puede que algunas personas no sacaran tanta tajada del festival, pero está claro que las personas que íbamos aportábamos más y recibíamos desproporcionalmente, más gente y menos marcas.

Para mí el problema de Salinas es que es un festival al que se le ha subido el éxito a la cabeza y que ha perdido su toque. No ha sabido manejar su éxito y ha acabado con lo bueno que tenía. Lo único que merece ahora la pena de Salinas es la gente que va, y no debemos olvidar que aparte de Salinas hay muchos más festivales de longboard, que lo hacen muy bien y que siguen teniendo el espíritu que movió a éste hace unos años, y se están ganando a pulso ser referentes.

Cambiemos de tema: circula por ahí un video tuyo donde tocas el ukelele y cantas el Mele Kalikimaka a lo Bing Crosby ;-) ¿Qué relación tienes con la música actualmente? ¿Es algo que pertenece a la Leyre persona más que al personaje?
La sombra de putoSurf es muy alargada, y por la zona de la lorza bastante oronda, así que ocupa mucho.

Pues empecé a subir vídeos estúpidamente vergonzosos en mi línea de matar al mito y porque no suelo tomarme nada de esto en serio, me gusta la música y toco varios instrumentos aparte de las pelotas, por cosas de estas de la vida acabé tocando en un grupo y haciendo los coros. Afortunadamente hay pocos testimonios gráficos aunque yo lo hice muy bien en el tema sonoro y los demás no estuvieron mal tampoco ja ja ja, el grupo ha sufrido varias estampidas y creo que habrá que pasar página y esperar que Sony me haga la gran pregunta, aunque para navidades estoy pensando sacar un nuevo single a youtube con mi nuevo ukelelo.


Para acabar, hablemos sobre el Mediterráneo. La visión que muchos tienen en el norte es la de un mar sin olas (eso es cierto) hasta los topes de advenedizos surfistas de escaparate. ¿Qué piensas de eso? ¿Has tenido oportunidad de surfear nuestro mar?
No sólo eso, tuve hasta oportunidad de abrirme la barbilla en vuestro mar. Esas magníficas orilleras en escalón que son mis favoritas y salir pitando del agua porque empieza a teñirse de sangre y una que lee mucho se acuerda que el Med es una reserva de tiburones blancos.

Lo de los posers no os creáis tan especiales, que cada playa tiene alguno, yo misma por ejemplo, pero sí es cierto y yo lo entiendo, que si tienes más horas para estar en secano pues lo lógico es que te dediques a filosofar más sobre qué significa el surf y a investigar sobre la paleontolosurfía que a meterte al agua, así que me parece de lo más lógico, divertido incluso.

Eso sí, y para resumir que la entrevista ha sido larga y se me ha dormido un pie, decir que no nos tomemos nada demasiado en serio, que luego nos convertimos en unos dogmáticos de mierda, y con una arruga vertical en el entrecejo que pa qué. Tendríais que ver la mía... aunque la compenso con patas de gallo de las carcajadas. A ver si podemos surfear tranquilamente, o ser posers tranquilamente, riéndonos de todo y sobre todo teniendo mucho respeto por el medio ambiente que es donde nos movemos, no hagas nada contra el medio ambiente sin ser consciente de que luego vas a andar descalzo en la playa y lo vas a pisar todo, te vas a comer todos los putos rayos uva de la capa de ozono y vas a tragar agua de mar como un campeón.

Uhin ederrak! Buenas olas! Bones onades! Boas ondas!

Y con eso será suficiente: risas, respeto y buenas olas. Muchas gracias por tomarte la molestia de contestar la entrevista. Sé que ha sido como esos exámenes finales que te miras la noche antes a toda prisa, pero que luego vas y lo clavas... ;-)

Un abrazo mediterráneo.

La teoría de los seis grados es cosa de magia. Ya sabéis: aquella que dice que estamos conectados con cualquier persona del mundo a través d...
La teoría de los seis grados es cosa de magia. Ya sabéis: aquella que dice que estamos conectados con cualquier persona del mundo a través de, como máximo, cinco personas intermedias. Si a eso le sumamos el superpoder de teletransporte que nos ofrece Internet, el tema se vuelve mágico del todo. ¿Cómo sino podría hoy traeros una entrevista con un surfista japonés llamado Ikki Fujiwara sin haber pisado jamás Japón ni haberle visto? ¿Cómo podría charlar con él sobre olas, spots, surf, su empresa de fabricación de neoprenos o su reciente paternidad? Imaginad esto hace no más de 20 años. Sería totalmente imposible.

Ikki con uno de sus neoprenos

Japón despierta en Occidente un interés muy llamativo. Yo creo que son los estereotipos del samurai, de la Yakuza, de la tecnología y el sushi, del manga y el cine lo que nos hace mirar a ese país con tanta curiosidad. Sin embargo, me temo que esos estereotipos no son del todo ciertos. Ahí hay personas que viven tranquilas, con sueños y cosas normales por las que pelear y que no saben nada de smartphones, de coches o de tradiciones milenarias sobre espadas y artes marciales. Tipos como tú y como yo que disfrutan del surf.

Y ese Japón, el del millón pasado de surfistas, el de las olas pequeñas y babosas tan parecidas a las del Mediterráneo, es el que pretendo mostrar a través de los ojos de Ikki, rasgados y quizá demasiado prudentes.

Ahí va su visión del mundo...

Primero de todo, preséntate con las palabras que mejor te definan como persona y como surfista.
Me llamo Ikki Fujiwara y soy diseñador gráfico. Además soy propietario de una marca de neoprenos para surf, windsurf y triathlon aquí en Japón. Fui al instituto y a la Universidad en Estados Unidos donde me gradué en diseño. Nací justo al lado del Lago Hamana y mi padre es pescador. Eso me hizo crecer ligado al agua, tanto en el lago como en el lindante océano pacífico. Mi hermano es windsrufista profesional y tiene un tienda de watersports. Mi mujer, Mami, es también surfista y aprendió a cabalgar olas en Hawaii.

Ilustración tradicional japonesa del lago Hamana
Cuéntanos un poco de la historia del surf en Japón. ¿Cuándo se introdujo el surf en vuestro país y cómo fue?
No estoy muy seguro de como se introdujo el surf en Japón, pero creo que fue en la década de los 60 (ndlr: la teoría más extendida es que fue en esa década precisamente y que fueron soldados americanos destacados en bases japonesas los que trajeron el surf al país)

En occidente tenemos la visión de que Japón es un país donde lo nuevo convive bien con lo tradicional. ¿Esa dualidad existe también en el mundo del surfing?
Creo (y siento) que hay cierta dualidad. Pero pienso que no es entre lo nuevo y lo tradicional, sino entre lo global y lo local. Y esa dualidad afecta a toda la cultura surf.

Ikki en el mejor momento del día con su mujer Mami

Hablando de surf, ¿cómo es un día normal en la vida de un surfista amateur japonés? ¿Qué tipos de olas surfeas habitualmente?
Pues depende del estilo de vida que lleven. Los surfistas de mi zona suelen coger olas por la mañana, antes de ir a trabajar. Los surfistas de ciudad (Tokio, Osaka, Nagoya…) sólo pueden hacer surf en fin de semana. Y yo, personalmente, hago surf cuando se acercan los tifones.

Tifones: eso suena hardcore! ;-) ¿Cuáles son tus lugares habituales para coger olas? Y en Japón, ¿cuales dirías que son los spots de surf de referencia, esos que nadie debería perderse en un viaje?
Oamezaki tiene una ola poderosa
Mis preferidos son Irago o Omaezaki (ndlr: éste ultimo fue durante años sede de una de las pruebas de olas del World Tour de windsurf). Ambos spots están a unos 80 km de mi casa. Tienen fondos de arena dura y roca. En mi zona la arena es blanda así que los fondos y las condiciones son muy cambiantes.

¿Y cuál es el mejor spot de Japón? Buf! es una cuestión difícil… Creo que el área de Chiba es la más consistente, pero está a tope de gente. Quizá Miyazaki, que tiene un buenísimo fondo de roca.

¿Has viajado para coger olas? ¿Qué países has visitado para practicar surf? Y en general para los surfistas japoneses, ¿cuáles son los destinos preferidos para un viaje de surf?
No, últimamente no he viajado. Los surfistas japoneses viajeros suelen ir a Taiwan, Bali o Hawaii. Otros van a Australia. Yo he estado en Indonesia, en Hawaii, Taiwan y viajes interiores en Japón también. Me encanta y disfruto mucho de los viajes… Pero conozco a más de uno que nunca ha salido de su spot local. Para nosotros Indonesia es el destino más popular por la gran variedad de olas y costa.

Por aquí también tenemos a surfistas que no han visto mucho mundo ;-) Sigamos: una de las facetas poco conocidas en Occidente del surf japonés es la competición. ¿Cómo son los campeonatos locales? ¿Has participado en alguno?
No he participado en ningún campeonato, pero sí he trabajado con CJ y Damian Hobgood en la organización del WCT de Japón. Creo que la diferencia entre el surfista japonés y los del resto del mundo en cuanto a competición es física. Cómo han crecido unos y otros. Gracias a mi mujer conozco a algunos surfistas hawaianos y comparados con ellos, los japoneses… buf! incluso la estructura corporal es distinta!

Hablando de la competición, ¿quienes son los surfistas profesionales japoneses de más renombre? A nosotros en España nos costó mucho colocar a un surfista en el top 45 de la ASP. ¿Piensas que hay algún pro de vuestro país capaz de conseguirlo?
No sé mucho de la escena competititva japonesa actual. Sé que desde un punto de vista de atletas profesionales, es muy difícil que un japonés consiga entrar en el TOP 45 de la ASP. Necesitamos recorrer un largo camino en cuanto a rendimiento deportivo, salud del deportista… profesionalizarnos primero aquí.

La industria mainstream del surf en Japón, es decir, las grandes marcas que dirigen el negocio del deporte a nivel mundial, ¿qué tal tratan a los surfistas? ¿Tenéis también movimientos alternativos que tratan de dar la espalda a la industria?
Creo que tras el desastre nuclear de Fukushima el mercado de la industria del surf en Japón ha cambiado radicalmente. Yo mismo he cambiado la dirección en la gestión de mi marca de neoprenos por culpa del problema de la radiación. Al menos esa es mi opinión. Respecto a si hay movimiento contracultural que se oponga a las grandes marcas en Japón, yo creo que no.

Actualmente, la subcultura que rodea el surfing está en plena ebullición. Me refiero a la literatura, la fotografía, la pintura y el arte en general. ¿Cómo es en Japón?
Sobretodo estamos influenciados por los australianos y los hawaianos. Esas son las dos tradiciones de cultura surf en las que nos miramos los japoneses. Tenemos artistas locales que tratan el tema del surf, pero no tengo contacto directo con ninguno (ndlr: a nosotros nos gusta mucho el trabajo de Mayumi Tsubokura y de Koji Toyoda, por ejemplo)

En España, sobretodo en el País Vasco, tenemos una gran tradición en la fabricación de tablas y marcas bastante potentes siguiendo la estela que ha marcado Pukas. ¿Cómo es la industria del shape en Japón? ¿Qué marcas o shapers destacarías por encima de los demás?
Nunca he usado una tabla shapeada en Japón. Sí he usado shapes de japoneses afincados en Hawaii. Sé que tenemos algunas marcas de tablas custom que producen aquí, pero no sé mucho sobre ellas. La mayoría de shapers japoneses tienen su base en Hawaii o Australia, no en nuestro país (ndlr: como Arakawa en Hawaii o Yoshi Takeda en la Gold Coast australiana)
Yoshi Takeda en su taller de la Gold Coast

En Mallorca, la isla mediterránea donde vivo, sólo he conocido a un surfista japonés que estaba de paso. ¿Recibís muchas visitas de surfers extranjeros en Japón? ¿Cómo enfocáis el tema del localismo?
Creo que en Japón el localismo casi ni existe. No es ni mucho menos tan duro como se piensa o como suele ser en otros lugares. Además, habitualmente hago surf en un spot menor, no en uno demasiado competitivo así que sé poco sobre el localismo.

Cuando he tenido invitados de alguna marca australiana o cuando acompañé a los hermanos Hobgood, fueron acogidos en los spots sin ningún problema.

Los neoprenos de Ikki
Finalmente, me gustaría conocer qué visión tenéis en Japón del surf en el resto del mundo, en especial en Europa y España. ¿Cómo nos veis? ¿Cuáles son las principales diferencias entre nosotros?
Pues nunca lo he pensado. Si tuviera la oportunidad me encantaría visitar Europa para un surf trip. De todos modos, creo que somos a la vez diferentes y muy parecidos. Es una cuestión difícil… Creo que incluso nuestra vision de la vida es distinta. Si ya somos diferentes culturalmente, cómo no vamos a serlo como surfistas!

Pero es mi punto de vista. Ahora con el trabajo y mi reciente paternidad me he alejado un poco del surfing.

Te agradezco muchísimo que hayas sido tan amable de contestar mis preguntas, también a Mami Murata por ponernos en contacto. Finalmente, os recomiendo un vistazo a UZUKI Shop que es quién ha inspirado y posibilitado esta conexión japonesa.
Gracias a ti! Tendría que aprender español para hablar contigo de surf de tú a tú. La traducción intermedia al inglés no me asegura que haya transmitido del todo mi visión sobre nuestro deporte ;-)

Guillermo Álvarez Pando, fotógrafo y surfista. Podría parecer una definición demasiado breve, pero en una y otra cuestión (la fotografía y...
Guillermo Álvarez Pando, fotógrafo y surfista. Podría parecer una definición demasiado breve, pero en una y otra cuestión (la fotografía y el surf) las posibilidades de vida son infinitas. Conocí el trabajo de Guille en la época en que esto de los blogs de surf era algo raro y muy personal. Recuerdo que al visitar su casa descubrí un surf alternativo, el del retorno a los clásicos, con tablones, singlefins y cosas así. Un mundo en sí mismo.

Hoy Guille es obviamente la misma persona, pero en su trabajo se nota una evolución evidente. Y de eso va la primera pregunta.

¿Cuál ha sido el camino que ha llevado al fotógrafo de Singlefinguille, tu anterior blog de fotografía de surf, al de Puerto de Náufragos, el actual y mucho más heterogéneo?
Pues mi propio camino. La vida te lleva por caminos raros y en el 2004-2005 mi vida prácticamente no existía mucho más allá de estas playas. Siempre he tenido los ojos bien abiertos y una mirada curiosa a mi alrededor y en singlefin todo mi entorno giraba alrededor del surf. Siempre ha sido lo mismo. Mi vida, lo que rodea. Si ahora tuviera tiempo para actualizar a menudo, convertiría Puerto De Náufragos en una mezcla de las cosas que me motivan: cine, fotografía, viajes, cocina, las raíces asturianas, los libros que leo y el surf. Pero falta tiempo, quizás ganas y motivación también y lo de los blogs hace unos años era algo muy diferente, personal y mucho más excitante para mi.


Tu vocación convertida en profesión. Parece un sueño cumplido, pero ¿cuánto se queda por el camino? ¿Ha sido el surf parte de ese sacrificio?
No, no, jamás. El surf sigue estando ahí, siempre ha venido conmigo. Y aunque no me quejo, el sueño se ha cumplido sólo a medias. Ahora pasito a pasito estoy tratando de conseguir la otra mitad.

Al seguir tu historia en la red, mi conclusión es que veo a un tipo que un día se dio cuenta de que en la vida hay mucho más que el surf. ¿Fue así?
Mmmm si, puede decirse que fué algo así. Digamos que el 2007/8 fue un año clave. No sólo cambió mi forma de ver la fotografía, también fue el momento de descubrir algunos libros, películas, de redescubrimientos importantes y.. y de hacer viajes a lugares de surf y acabar en el interior viviendo otra clase de sensaciones.

Tus fotos, si permites el comentario de alguien profano, transmiten cierta tristeza. Las escenas cotidianas retratadas casi siempre en B/N a mí me producen una nostalgia imposible, como de añorar un sitio que no conozco. ¿Qué sabes de la sensación que producen tus fotos?, o mejor ¿qué buscas que sintamos los que las vemos?
Si, soy consciente de la sensación que producen muchas de mis fotos. Es algo raro. Quizás hubo una intención inicial, un malditismo de moda, un momento que ser el más triste y atormentado parecía lo más. Me pasé una buena temporada preocupado por este efecto, intentando sacudirme esa tristeza de encima. Y al final siempre vuelvo a casa con unas fotos de un parque vacío, un retrato de un edificio en ruinas y un par de olas solitarias. Asi que no me preocupa. No me considero triste en absoluto, tampoco un ‘buenrollista’ de esos tan de moda, tengo estados de ánimo variables como todo el mundo y las fotos siempre salen igual... Prefiero pensar que tengo una forma de ver las cosas, una mirada tirando a meláncolica.


Tal como ocurre con muchos fotógrafos y artistas que aparecen en Uno de los Nuestros, cuando enfocas tu trabajo al surf retratas un mundo radicalmente opuesto al que vemos en los webcast de la ASP. ¿Cuál dirías que es el surf “de verdad” si es que tiene sentido hablar de eso?
Supongo que el surf de verdad es el que se hace cada uno en su día a día. Para mi el surf de verdad está hoy cogiendo olas en las playas, lejos de modas y pegatinas, lejos de debates estúpidos basados en el aspecto o la tabla que llevas, en escenas anónimas aleatorias como: la primera vez que descubres la playa X en un viaje, un grupo de amig@s del interior haciendo un curso, un local que tiene media hora de luz para pillar unas olas después de su turno de trabajo, un surf invernal norteño, gris y sin luz, la única chica en su grupo de amigas que surfea y atrae a las demás hacia la playa, un padre cogiendo olas con su hij@, una marejada sorpresa en el Mediterráneo.....(larguísimo etcétera por favor). El surf para mi es un montón de sensaciones y de gestos sencillos que van muchísimo más allá de ser un deporte, de la acción de bajar una ola. Y desde luego, está tan lejos de la ASP como de eventos en los que se intenta reivindicar el espíritu del Verdadero-Surf-Super-Auténtico-Y-Sin-Invento-Yeah bajo el patrocinio de la corporación de turno. De hecho la misma ASP es muchas veces más honesta y entretenida.

Las escenas anónimas que has descrito nos son familiares a todos. Pero, subamos la apuesta: entonces ¿dirías que pese a centrarse en lo mismo (coger olas) el surf pro y el surf terrenal han cogido caminos divergentes?
Sí, por supuesto. Supongo que pasa en todos los deportes. En el Surf tenemos además tantos pequeños matices que agrandan la diferencia. La surf cultura, el surf viaje, el surf intimista, etc...

Respecto a eso, ¿en qué camino crees que anda hoy la escena surfista de Asturias?
Creo que hay más de terrenal que de otra cosa. Pero la verdad, estoy un poco desconectado. Surfeo y me voy. Sigo teniendo buenos amigos en toda la costa asturiana, en tiendas, escuelas de surf y en las playas. Pero el único blog asturiano de surf en mi lista de lectura diaria es el de Legi (ndlr. Legi también apareció en la sección Interviews de Uno de los Nuestros). Y aunque el surf está flotando sobre todo lo que hace, no sé si puede ser considerado blog de surf a esa mezcla cojonuda de cosas. Y ya no me siento identificado con algunos eventos que tienen lugar en Asturias y que antes me motivaban. Hace poco que he vuelto a un surfing más o menos regular y solo me apetece eso, surfear.

Sí, debería ser siempre así de simple: surfear. Pero volvamos a tu trabajo. Has realizado algunas expos en diferentes lugares y tienes una sólida formación fotográfica. Tus fotos se ven circulando por la red y confieso que yo he pasado largos ratos navegando por tu cuenta de Flickr... pero, ¿se puede vivir hoy en día de la fotografía? ¿Cómo ves el “negocio”?
Pues eso, lo veo como un negocio, a veces decadente como muchas cosas hoy en día. Con sus viejas y nuevas glorias recorriendo España entera, haciendo sus tours de talleres y charlas a ‘módicos precios’ y tejiendo su red de contactos en el que tendrás que entrar si quieres exponer en la galería X o estar presente en las jornadas J donde, año tras año, están las mismas personas. Ojo, estamos hablando de una parte, de la llamada ‘fotografía artística’ -Tengo muchos amigos y amigas fotógrafos que se dedican a esto y me parece la cosa más feliz y maravillosa del mundo poder uno vivir de lo que más le gusta-.

Mi esperanza por una fotografía libre, independiente y autoeditada está en la asociación. En el individuo claro, pero me identifico totalmente con algunos colectivos como Blank Paper o NoPhoto. Aunque el estilo de su fotografía pueda gustarme más o menos, creo que es la forma de avanzar.

Y eventos como La Carnicería, un espacio en un mercado madrileño con grandes fotografías a precios populares, hacen que se abran todas las ventanas y entre aire fresco.


En Puerto de Náufragos - por cierto, cómo te envidio ese título ;-) - retratas lo cotidiano y lo hermoso de una vida de viajero tranquilo. Por aquí escribí una vez que el surfing rellena los vacíos que el mundo actual, deshumanizado y violento, dejan en nuestro interior. ¿Vale eso también para la fotografía?
Claro!!! En mi opinión puede aplicarse de la misma manera. Para mi por lo menos, asi es. Y por cierto, el nombre de mi blog al igual que muchos títulos de mis fotos y momentos de inspiración se lo debo a la música de Quique González, que viaja conmigo desde los tiempos del singlefin.

Hablando del mundo actual y con la realidad de mierda que nos acecha: ¿qué opinas tú?, ¿saldremos de ésta?
No soy optimista Pedro. Si volvemos a salir todo indica que será de una forma que nos hará caernos de bruces y hacernos el doble de daño. Por otro lado, no me gusta el forofismo que veo, el ‘y tu más’, la sociedad en general me decepciona cada día. Y mientras nos peleamos en redes sociales y nos pasamos largos ratos riéndonos de todos esos políticos según convenga, ellos siguen ahí y han desmantelado la sanidad, la educación y han conseguido que el nuevo empleo que se crea sea una basura. A la misma velocidad que algunos se enriquecían nosotros nos hemos empobrecido, en todos los aspectos.

Tienes razón, es descorazonador. Sin embargo, ¿crees que la fotografía debe ser también un modo de protesta?, ¿qué parte de responsabilidad en la lucha debe atribuirse alguien que es capaz de mostrar la realidad con estilo y transmitiendo un mensaje profundo en una sola imagen?
Es difícil, cada vez más...todo el mundo está saturadísimo de imágenes, escenas que nos dejaban antes con la boca abierta pasan delante de nuestros ojos sin que movamos una pestaña: nos hemos acostumbrado a nuestra ración diaria de estupidez, violencia y dolor y nos hemos vuelto insensibles, ‘pasotas’. Las fotografía es tan manipulable... y no hablo del photoshop, simplemente la elección del objetivo, del punto de vista, el color... todo eso que llamamos estética fotográfica cambia totalmente la perspectiva de la situación.

Dicho esto, a mi me siguen impactando los trabajos fotográficos con mensaje, me ayudan a centrar la situación en lugares donde estan pasando cosas. Como el trabajo de Manu Brabo en Siria por ejemplo.

Y admiro la figura del fotoperiodista con mayúsculas, de imágenes poderosas, estilo Bruce Davidson (y tantos otros!!) y su reportaje sobre la lucha de los derechos civiles entre 1961 y 1965.


Terminemos con sonrisas y surf. Por favor, cuéntame la última buena sensación que has tenido sobre una tabla.
Me pasé todo el invierno sin entrar a surfear. Bueno...de hecho, estuve mucho más tiempo sin pisar la playa hasta hace poco. Volví a mi playa de siempre y, como si el tiempo no hubiera pasado, me encontré un abrazo, un apretón de manos, unas olas compartidas y una charla después del surfing. Ese tipo de cosas pequeñas que para mi significan surf y que merecen ser incluidas en cualquier reportaje fotógrafico sobre esto.

Pues con eso nos quedamos Guille. Con las cosas buenas del surf y a lo demás que le vayan dando... Muchas gracias por ser uno más de los nuestros.

Para los que no lo sepáis, Roberto Flores  es el artífice de una aventura bien loca: Hemisferio Surf Radio ,  un programa semanal de radio...
Para los que no lo sepáis, Roberto Flores es el artífice de una aventura bien loca: Hemisferio Surf Radioun programa semanal de radio por Internet centrado en la cultura surf. Además, es el creador de Surfcantabria.com, una web de referencia de nuestro deporte en Cantabria y, lo más importante, el tipo lleva más de 30 años de surfing a la espalda. Uno de los nuestros por derecho propio.

Pues bien, Roberto ha tenido la (discutible) idea de invitarme a hablar en su programa y el resultado ha sido una mini entrevista sobre el blog y sobre el surf en el Mediterráneo. Un verdadero placer haber estado con vosotros, Roberto! Sólo espero no haberla cagado demasiado...

Os dejo el podcast. Vale la pena escucharlo de principio a fin y suscribirse a su grupo en Facebook Hemisferio Surf Radio. El programa (215 ya!) decae justo en el minuto 31, cuando se les ocurre llamar a un surfista de medio pelo de un mar sin olas ;-)

Willy Uribe , uno de los grandes nombres de la cultura surf de este país, o mejor dicho, de la cultura a secas, se ha avenido a contestar un...
Willy Uribe, uno de los grandes nombres de la cultura surf de este país, o mejor dicho, de la cultura a secas, se ha avenido a contestar unas preguntas para el blog. Para mí Willy es un buen tipo, admirable en muchos sentidos. En primer lugar, por ser fiel a sí mismo y convertir su pasión -la escritura- en oficio. En segundo lugar, por alzar la voz y dar un paso adelante ante las situaciones injustas que hoy atenazan a nuestra sociedad. Y en tercer lugar, por compartir conmigo y con muchos de vosotros la visión del mundo de los que cogemos olas. Uno de los nuestros, sin duda.


¿Cómo ha sido la evolución del Willy Uribe surfista, fotógrafo y periodista accidental de surf al Willy Uribe actual, escritor destacado en el género de novela negra en nuestro país?
La escritura y el surf llegaron juntos, en 1977. La fotografía en 1984. Han sido esas tres disciplinas, escritura, surf y fotografía, las que me han llevado hasta lo que soy ahora como persona y como creador. Nunca me he separado de ellas, unas veces más a fondo con una, otras con otra, pero siempre alrededor de todas ellas. Eso acaba creando una simbiosis donde cada disciplina alimenta a las dos restantes. En este momento, la batuta la lleva la escritura.

En mi modestísima opinión se percibe un salto cualitativo importante entre “Crónicas del Salitre” y “Nanga”. Ésta es para mí una gran novela de aventuras, como un Conrad traído al presente, más directo y concreto. ¿Cómo lo ves tú?, ¿fue “Nanga” el libro que te convirtió definitivamente en escritor?
Tal vez parezca soberbia, pero ya me sentía escritor con quince años. De todos modos, Nanga sí significó un salto importante. Crónicas del salitre es una recopilación de crónicas breves y reportajes espaciados en el tiempo en su elaboración, mientras que Nanga es una pieza narrativa compacta y escrita en unos pocos meses. Hasta entonces mi ritmo narrativo no me llevaba más allá del relato, pero con Nanga ese ritmo se prolongó. Tenía una buena historia en mente y aún tenía fresco un viaje hasta las islas Hinako en el que atravesamos en ida y vuelta Sumatra y Nias. Es decir, tenía el tema y el escenario, y nada más comenzar a escribir supe que Lope Urrutia me brindaría algo más que un relato largo (lo que en realidad son Doce poemas de amor en Zicatela y Más allá de Al Ganzug). Por supuesto, Lope de Aguirre y Conrad estaban en mi mente, pero también, y de un modo importante, el ritmo y el pulso de una gran novela de Graham Greene titulada El americano impasible. Tras escribir y publicar Nanga, supe que cada novela que encarara sería una nueva experiencia que me enriquecería como escritor. Así ha sido hasta la fecha.

¿Y cómo funciona?, quiero decir ¿cómo se consigue hoy día publicar una novela?
Hay varios modos. Yo solo puedo hablar del que consiste en trabajar cada novela lo máximo y mejor que pueda para presentársela a mi editor sabiendo que es un trabajo redondo. Tengo muchas cosas escritas, pero no presento nada de lo que dude solo un poco. Si no tienes editor, el proceso es exactamente el mismo.

¿Qué relación mantienes con sigueleyendo.es? ¿Es la autopublicación en digital el futuro de los escritores o sólo es una opción para los noveles?
Sigueleyendo es una editorial digital creada por la escritora y periodista Cristina Fallarás, y también un colectivo de expresión artística y política donde tienen cabida un amplio número de creadores y activistas. Cuando hace un par de años y medio Cristina Fallarás me llamó y me dijo que estaba haciendo equipo para sustentar lo que entonces era un proyecto, no lo dudé un segundo y me subí al barco.

Sé algo de autoedición en papel, pero muy poco de autoedición digital. Por el trabajo que veo a mis compañeros con el catálogo de Sigueleyendo, con tanto formato, tanta plataforma, códigos, distribuidor web y demás, no es una tarea sencilla. Hacer eso de un modo autónomo, y hacerlo bien y que tu libro se mueva y se venda por la web, es complicado. Por mi parte, como aborrezco los formatos digitales para lecturas largas y quiero lo mejor para mis lectores, seguiré autoeditando algunos libros en papel. Autoeditarse no es una humillación para el autor. Respecto a valorar la calidad de lo autoeditado (ya sea digital o papel), ya se encargan las ventas posteriores y el sentido común del autor.


Siguiendo con tus libros, “Sé que mi padre decía” incluye un personaje atroz, ex miembro de ETA. Has manifestado en muchas ocasiones tu rebeldía respecto a la situación social del País Vasco, bajo la constante presión de las reivindicaciones políticas y la violencia. ¿Crees que las cosas están cambiando o todo es un espejismo que oculta la incapacidad de las partes para normalizar la situación?
ETA ya era pasado hace años. Ahora mucho más. El verdadero problema en este momento son los centenares de presos de la banda terrorista condenados y encarcelados. Cada uno de esos centenares de presos tiene centenares de amigos y familiares deseando verle en libertad. Luego, hay millones de ciudadanos para quienes ETA ha causado tanto sufrimiento que toda condena es poca. El trabajo ahora es cerrar la herida sin olvidar todo lo que dolió. ¿Cómo se hace eso? Desde luego, no con posturas inmovilistas. ETA (y con ella su colectivo de presos) debe disolverse de inmediato y ante las cámaras. Seguido, el gobierno español aplicar vías de reinserción individual y cumplir la ley en cuanto a los derechos de los presos. Y por presos me refiero a todos los presos de este país, no solo los miembros o colaboradores de la banda terrorista.

Sí, estamos de acuerdo en la aparente sencillez de la solución y es desesperante ver que nunca llega. Con todo, El País Vasco forma parte del paisaje de tus novelas, salpicando obras enteras, personajes o situaciones. ¿Es eso una forma de reivindicación o simplemente es escribir sobre lo que uno conoce?
No puedo reivindicar ninguna tierra. Sencillamente no me pertenece. Pero siempre se avanza más seguro sobre terreno conocido. En realidad es un recurso narrativo muy sencillo. Al conocer el escenario y algunos caracteres puedo centrarme más en otros aspectos de la narración porque sé que el ambiente y las acciones de esos personajes se incorporarán al relato de un modo casi natural. En Cuadrante Las Planas, por ejemplo, gran parte de la novela transcurre en un terreno imaginado. Hacerme con el paisaje y los personajes me costó mucha tinta.

En “Revancha” retrataste una clase acomodada de la España de antes de la crisis. Una clase sin ética ni principios claros. Una clase que parece haber desaparecido del mapa con la situación económica actual. ¿Qué opinas sobre eso?
Esa clase no desaparece nunca. La Prepotencia Avariciosa es una víbora muy española. A unos pocos les pica la bicha, a otros muchos no, pero les sufrimos que no veas. Ahora mismo parte de esa clase está en letargo y la otra recogiendo beneficios.

Al hilo de la pregunta anterior, y del retroceso en derechos que estamos sufriendo en este país a causa de la crisis, tu faceta de activista es muy conocida. ¿Sirve para algo gritar, molestar y reivindicar o estamos ante una batalla perdida?
Lo que no sirve de nada para mejorar esta sociedad es quedarse en casa acojonado. Si eres indiferente, pues mira, es una putada y qué le vamos a hacer, pero si te queda algo de rebeldía e inconformismo, no lo dudes y ocupa las calles y las plazas, acude a las manifestaciones, actúa en las redes sociales, en tu barrio o pueblo, grita, molesta, reivindica, organízate.

Confieso que la pequeña entrevista que concediste a SecciónAbierta cuando estabas en huelga de hambre por el caso del indulto a David Reboredo me removió algo más que la conciencia y casi comparto esas lágrimas del final cuando todo se quebró. ¿Cómo fue aquello? ¿Dirías que fue una victoria demasiado costosa?
Entre la decisión de ponerme en huelga de hambre y comenzar a no ingerir alimento apenas mediaron dos o tres días. También fue una decisión fulminante. Después llegó la lonja del Raval en diciembre, los golpes del hambre los primeros diez días. Pero siempre bien acompañado, con muy buen humor. La noticia de la injusticia cometida con David Reboredo comenzó a rodar, sobre todo en redes sociales y medios de comunicación digitales, y eso me dio mucho ánimo. También hubo momentos de bajón, por supuesto, y la debilidad y la falta de grasas eran evidentes al cabo de tres semanas, pero al final logramos que David abandonara la prisión y hoy en día su situación judicial ha mejorado considerablemente.



Está claro que algo cambió y que el tema de los indultos subió a primera línea de debate durante un tiempo. Recientemente el juez Gómez Bermúdez denunció en televisión que la ley de indultos española es antidemocrática. ¿Crees que cambiará o seguirá siendo un instrumento del poder para recompensar a sus cabezas de turco?
La Ley del Indulto es antidemocrática, inconstitucional, medieval y erosiona gravemente el reparto de poderes. Pero eso, ¿qué les importa a los gobernantes españoles? Les importa un carajo. Pueden librar de la cárcel a sus cómplices y colaboradores, incluso a ellos mismos. En el tema del indulto todos los gobiernos españoles han actuado como una banda mafiosa.

Nos ha tocado vivir tiempos difíciles, pero ¿crees que traerá algo bueno esta situación? ¿Piensas que la sociedad madurará a pesar de sus gobernantes y los poderes en la sombra y tomará el mando pacíficamente?
Hay un camino para mejorar, pero aún no lo conocemos. Lo que sí conocemos, en cambio, es a una clase política corrompida en lo ético y en lo económico. Creo que en España hace falta que la casta política de la Transición se largue de la escena de una vez por todas. Han fracasado, pero se niegan a reconocerlo.

Un cínico político norteamericano dijo una vez: “En política hay dos cosas importantes. La primera es el dinero, la segunda no me acuerdo”. Y Eduardo Zaplana, político español, dijo que estaba en política para forrarse. La única manera de que una sociedad progrese en igualdad y respeto es un sólido sistema educativo. España, en este momento, está desmantelando su educación porque la mezquindad y el latrocinio de personas como Eduardo Zaplana y tantos otros políticos, empresarios y financieros han vaciado la caja común. Y en esa caja no solo había dinero, sino dignidad y futuro. Por eso, la nueva izquierda que ha surgido en los países del sur de Europa no debe jamás dejar de lado la opción de alcanzar el poder político. Se deben superar ambigüedades y prepararse para tomar el poder y acabar con esa financialización de la política que impera en este momento.

Tiempos convulsos, activismo, literatura negra... ¿Qué significa el surf para ti en medio de todo eso?
Tiene varios significados, uno básico es el del silencio (como burbuja aislante y aunque sea tan solo por un par de horas). Uno de mis escenarios preferidos para el surf es el que proporciona un pico solitario un día de olas pequeñas con cielo encapotado y poco viento. En esos momentos puedes escuchar el silencio, incluso respirarlo. Pero eso cada año que pasa viene siendo más complicado. Y si no encuentro ese silencio debo buscarlo, aunque se encuentre fuera del surf. Entonces, ahí está la montaña. Me gustaba mucho de chaval y voy a retomarla.

En este blog aparecen manifestaciones artísticas relacionadas con el surf de muchos mundos diferentes: comercial, independiente, personal, colectivo,... pero sobretodo de tipos muy jóvenes. Nuestra subcultura parece más activa que nunca. ¿Cómo lo ves tú desde -si me lo permites- esa madurez tranquila del que ya pasó por eso?
Bueno, en estos momentos yo no podría hablar de tranquilidad en mi vida. Estos últimos seis meses han sido los más intensos de mi vida; afronté una huelga de hambre; acordé un divorcio; cambié de espacio vital; llegué de la playa a una habitación en una gran ciudad; la crisis golpea duro. Pero la vida pone a mi lado personas admirables y yo quiero apoyarme en ellas. Además, siempre continuaré aprendiendo y sorprendiéndome. Y eso incluye todos los rangos de edad de mis semejantes, más aún esa gente que anda entre los quince y los veinticinco. Recuerdo esa edad como un volcán de creatividad, y me habría gustado mucho que la gente mayor hubiera prestado más atención a lo que tenía que decir. Pero bueno, ahí ya entramos en aspectos propios del proceso creativo; los años en los que el artista comienza a forjarse son los más complicados porque es cuando más desprotegido se está. La clave es disfrutar y creer con pasión en lo que haces y lo que puedes llegar a hacer si no renuncias. Y en esto último, en lo que respecta al apasionamiento, el surf es una escuela de vida inmejorable.

Hay un pasaje de “El Gran Miércoles” de Millius y Aaberg, cuando Sally, que viene del interior, habla con Jack que ha vivido siempre en la costa: “Esto es muy distinto [...] allí ser joven era algo que tenías que hacer antes de crecer. Aquí, bueno, aquí es todo”. ¿En qué plano queda el surfing después de eso? ¿Cómo es para ti que ya estás frisando los 50?
En aquellos años los USA adoraban a la juventud. El país vivía una guerra casi continua desde la II Guerra Mundial, con Corea y Vietnam como batallas principales. Un país en guerra siempre glorifica su juventud, sobre todo la masculina, no en vano es la carne de cañón y hay que insuflarle moral y esas vainas nacionalistas. Por eso la propaganda entra a saco en ello. Mira sino la imaginería nazi o soviética en los años de guerra. No es extraño que Millius y Aaaberg lo reflejaran en el guión y en la fotografía del film. Cuando a veces comento que El Gran Miércoles tiene numerosas pinceladas de gloria al sistema capitalista, no lo digo por decir. Por eso tampoco extrañará que afirme que el propio surf, en numerosas ocasiones, también es utilizado publicitariamente en ese sentido.

En cuanto al surf y me relación con él, en este momento lo veo como a un compañero que me ha dado mucho. Sé que siempre estará ahí. Cuando yo quiera darme un baño, con medio metro guarro o con dos metritos y viento de cara, él estará allí. Por mi parte, y aunque entre ya de cuando en cuando, espero responderle y estar en forma para cuando nos encontremos de nuevo.


“Las olas rompían sobre el codo del arrecife como si estuvieran trazadas con tiralíneas; lomos azules que llegaban de los más profundo del océano austral y reventaban en blanco al entrar en contacto con las barras de coral. Un anciano se acercó con discreción por la mañana y dejó ante la puerta un cesto con comida y una jarra de agua. Le di las gracias y quise hablar con él, pero con el mismo recato con el que llegó se marchó pendiente abajo, hundiendo la cabeza entre los hombros. Yo era Nanga de nuevo, Nanga de continuo, una sensación, un alejamiento que comenzaba a larvar en mi interior. Ya no era el pacífico extranjero que busca la paz, sino una sombra a la que temer oculta en las gargantas de Dubelo”
¿Cómo se siente uno al parir un párrafo semejante? ¿Terminas y sientes la misma emoción que sentimos los que lo leemos después?
Me involucro a fondo cuando narro en primera persona. Es como escribir con un buzo de trabajo y un cincel. No hay novela en esa clave en la que no haya llorado en algún momento durante el proceso de escritura. Es un trabajo exigente y laborioso donde hago mío al personaje y lo voy interpretando con sinceridad a medida que me adentro en la narración. Como escribo en sesiones cerradas de una o dos semanas, unas doce horas al día, el nivel de concentración que alcanzo es elevado. De cuando en cuando hay crestas creativas que llegan porque estás en ello, porque te empeñas. Son pequeñas perlas que brotan como brotan las perlas, siempre a partir de un grano de arena, es decir, de encontrar un obstáculo y convertirlo en una cualidad.

Hay quien me ha dicho que esa implicación va tan a fondo que toda mi obra parece autobiográfica, pero por mucho que narre en primera persona eso no es cierto. Quien quiera seguir mi vida a través de mis novelas o relatos lo tiene muy complicado. Lo que de verdad alimenta mi obra son mis fantasmas, toda la ficción que pueda crear en base a mí mismo y a los demás.

Pues sin desearte ningún mal, espero que los fantasmas sigan visitándote a menudo ;-) Para terminar, ¿qué planes tienes (si es que hacer planes tiene algún sentido hoy día) para el futuro inmediato? ¿Cuál será la próxima novela de Willy Uribe?
En cuanto a lo literario, a comienzos de septiembre de este año publico con Los Libros del Lince El último viaje del Omphalos, una novela donde exploro el cumplimiento del deber y los extremos a los que puede llevar el empecinamiento en cumplirlo. Un grupo de marineros españoles se encuentra retenido en un mercante en Guinea Bissau en 1986 y han sido abandonados a su suerte por la naviera y el gobierno. Un puñado de hombres luchando por sobrevivir, un tema clásico de la literatura de viajes que deseaba explorar.

También, en octubre se publica la versión francesa de Los que hemos amado. Y mi agente está trabajando la posibilidad de traducciones al inglés y al alemán. Escribir una novela y tener la posibilidad de publicarla en tres o cuatro idiomas mejoraría un huevo mi desastroso estado económico actual.

En cuanto a mí, como soy una persona de ideas sencillas, mis planes consisten en vivir, escribir y disfrutar, y luchar contra quien nos pierda el respeto y trate de arrebatarnos la libertad.

Muchas gracias por responder a las preguntas. Ha sido un auténtico placer contar contigo en este espacio.

Más cosas de Willy Uribe en:
Tengo sitio libre
WUPhoto
Sigueleyendo.es
Facebook
Twitter