Cargando...

Donde haya olas me encontraréis. En ese momento del día cuando la luz es tibia y las fachadas del pueblo brillan. En ese instante en que l...
¿Quieres recibir STRINGER en tu email?

Donde haya olas me encontraréis.

En ese momento del día cuando la luz es tibia y las fachadas del pueblo brillan. En ese instante en que los mástiles del puerto se mecen despacio y tintinean rítmicos los cables. Ahí me encontraréis. Cubierto de salitre, revuelto el cabello y la mirada, dura la barba y oscurecida la piel. Vuelta la vista al viento, las manos hundidas en la arena y la sonrisa persiguiendo velas blancas rumbo Sur. El corazón acompasado a la rompiente, enamorado, expuesto y feliz. Ebrio de verano y de aventura. Apaciguada mi tormenta por una risueña plenitud. Así me encontraréis. Sereno e invencible. En un lugar que no lo es. Que existe y desaparece.

4 comentarios:

Los comentarios del blog serán moderados por el administrador. Pueden tardar un tiempo en aparecer.